El legado de esos días negros del Fórmula 1

Publicado por Herr_FER en el blog El blog de Herr_FER. Vistas: 256

Ya son 20 años desde que la Fórmula 1 perdió al mítico Ayrton Senna, talento indudable bajo cualquier condición y con cualquier auto, fue en un trágico fin de semana cuando de golpe Roland Ratzenberg y Ayrton Senna vieron por última vez acción en pista y Rubens Barrichello gracias a la oportuna acción médica no siguió este destino mortal.

Tres accidentes terribles fue una llamada de atención para le Fórmula 1, perder su dos pilotos incluyendo al mediático y muy querido Ayrton Senna era en realidad una advertencia sobre los peligros relacionados con las grandes velocidades que esos monoplaza podían alcanzar gracias a potentes motores V10 y la introducción masiva de electrónica.

Así, la nueva era alcanzó a la Fórmula 1 del modo más doloroso, pero también efectivo, desde entonces no hemos tenido que presenciar la muerte de estos héroes al volante de más de 700 hp. La labor de La FIA, sin importar que el nombre sea Max Mosley o Jean Todt la misión ha sido siempre preservar la integridad física de sus animadores.

Adicionalmente este campo también fue revisado concienzudamente por Sid Watkins, verdadero artífice de las mejoras en la medicina de este deporte y la seguridad. “El Profesor” sintió profundamente la muerte de Senna pero con las lecciones aprendidas fue capaz de salvar las vidas de Didier Pironi, Martin Donnelly, Karl Wendlinger, Rubens Barrichello y Mika Häkkinen.

Como herencia directa de aquel negó fin de semana en Imola, los pilotos de la máxima categoría comenzaron a usar el HANS Device, un instrumento fundamental a la hora de mantener el cuello de los pilotos firmes a la hora de soportar las fuerzas tras el impacto. Además las pruebas de se incluyeron estructuras de kevlar y triángulos de seguridad en los neumáticos para queno salgan desprendidos. Fuera del auto, se renovaron las zonas de escape para evitar colisiones contra el muro y se cambiaron los neumáticos y la grava por materiales más resistentes.

Senna es mucho más que esto, es después de todo “simply the best”, pero también al igual que todos los pilotos que nos dejaron inesperadamente dejaron un legado de seguridad para todos aquellos que les siguen, hombres que todavía se juegan la vida al volante por razones de su trabajo y su pasión.

La Fórmula 1 cambió desde ese primero de mayo de 1994, desde entonces no hay muertes que lamentar, sólo accidentes graves cuyo colofón al buen hacer en el campo fue el dramático impacto de Robert Kubica en el Gran Premio de Canadá de 2007, del que sólo por precaución no corrió la siguiente fecha.

Así, la cuestión queda expuesta, es mejor fines de semana en los que la lluvia detiene las carrera a que en estas condiciones donde correr es una lotería puede traer nefastas consecuencias, el piloto es lo primero y aunque parezca que estos monoplazas son a prueba de todo, lo mejor es no correr porque nadie quiere ver otro hombre unirse a la lista de tantos hombres que dieron la vida en nombre de la Fórmula 1.
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario
  1. Este sitio usa cookies. Para continuar usando este sitio, se debe aceptar nuestro uso de cookies.