El “testgate”: otra obra de Ross Brawn que marcará tendencia

Publicado por Herr_FER en el blog El blog de Herr_FER. Vistas: 181

El veredicto contra Mercedes AMG dejó poco satisfechos a Red Bull y Ferrari, pues la decisión fue muy blanda. El equipo de Brackley sólo fue suspendido de los tres días de prácticas para jóvenes pilotos, lo cual no es un castigo a la altura de la sanción, así lo explicó Christian Horner cuando dijo que “no era un castigo del todo”.

En Ferrari fueron más severos, explican que una sesión de tres días un una pista tan representativo como el de Barcelona con sólo Nico Rosberg y Lewis Hamilton al volante en una pista para ellos solos, son mucho mejores que compartir el trazado de Silverstone con todos los equipos y con pilotos de prueba pilotando.

Durante el juicio el abogado del Mercedes AMG, Paul Harris, dijo durante su exposición que en peor de los casos el equipos sólo debería recibir una reprimenda y la exclusión de las pruebas para jóvenes pilotos y como ese fue el veredicto, Ferrari publicó: “pese a que uno sea culpable, siempre existe una forma de salir del paso de la mejor forma posible: basta con sugerirle al juez la sanción, y mejor aún, si se trata de algo menos que una bofetada”.

En Mercedes siempre se mostraron confiados en que no habían violado ninguna ley y el veredicto del Tribunal Internacional de la FIA lo demostró, así que en Mercedes mostraron su gratitud y su disposición para que no se repita de nuevo una situación similar, posición que también tomó la FIA. “La FIA desea que estas lecciones sean aprendidas sobre este caso y de la decisión tomada. Para este fin, la FIA se asegurará, en asociación de los equipos de Fórmula 1, que su control sea fortalecido”.

Ross Brawn, al igual que todas las mentes brillantes de la Fórmula 1 tienen la controvertida habilidad de aprovechar las pequeñas grietas dentro del reglamento y quizá esta fue una obra más de Brawn y por ello fue el único que asistió a la audiencia en París, no como un chivo expiatorio, sino como el defensor último de lo que creó: la oportunidad de burlar a la FIA y los equipos al aprovechar un hueco legal, que no especificaba un castigo valedero a una pena de ese tamaño.

Ahora, la FIA endurecerá el control de la pruebas y con ellos tal vez los castigos, lo que tal vez asegura que esto sea la única vez que se pueda aprovechar una ocasión como estas; este es otra de las características del genio de Brawn y aunque otros equipos lo hagan, ya tendrán que enfrentar las nuevas normativas.

Ahora, que Red Bull y Ferrari mostraron su inconformidad, se abrió la puerta al regreso de las pruebas privadas, pues el castigo impuesto es muy poco ante el beneficio adquirido, y de acuerdo a The Times, el equipo austriaco podría desafiar a la FIA y realizar sus propias pruebas privadas.

La crisis no golpea a los equipos grandes y es por ello que buscan su camino de regreso a las pistas para mejorar su auto, Mercedes encontró un hueco para hacerlo, Red Bull lo hará con el precedente de lo ocurrido en Barcelona, mientras Ferrari ha estado pugnando por ellas desde s prohibición. En sus años dorados, Ferrari llegó tan lejos por su tiempo en la pista y sólo McLaren y los equipos oficiales de BMW le hicieron sombra.

Las pruebas es parte natural de la Fórmula 1, es la forma obvia de que el auto sea rápido y rinda a su máxima expresión, pero este enfoque sólo perpetua el dominio de los equipos de fábrica o muy acaudalados, es el camino para que Red Bull, Ferrari, Mercedes y McLaren no tengan más competencia, relegando a equipos como Sauber, Force India o Williams a sólo ser uno más en la parrilla y condicionando la existencia de Caterham y Marussia. Tal vez ya sea tiempo para que los equipos más grandes recuperen la ventaja que siempre han tenido.
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario
  1. Este sitio usa cookies. Para continuar usando este sitio, se debe aceptar nuestro uso de cookies.